lunes, 23 de marzo de 2015

Maratón de Buenos Aires - 10 de Octubre 2010

Tiempo: 3 horas, 37 minutos, 20 segundos

"La Revancha".  No hay mejor nombre para esta carrera, considerando el desastre del año anterior en este mismo evento.
Buenos Aires tiene una Maratón espectacular. Debo decirlo.
Aunque localmente insistan en decir que la de Santiago es la más grande de sudamérica, la verdad es que Buenos Aires tiene la mejor carrera de larga distancia del continente.
Partida y llegada el Av. Alcorta, en las afueras del estadio de River Plate, en un recorrido muy plano que, como tiene que ser, se extiende por los principales puntos turísticos de la ciudad: Salida en Palermo, recorrido por Recoleta, pasando por el cementerio, centro de la ciudad, Obelisco y Casa Rosada, San Telmo, Barrancas (pasando por las afueras del estadio de Boca Juniors) y la entrada a puerto Madero en el Km. 20. Luego de eso el retorno es por la ribera del Rio de La Plata, aeroparque y llegada a la meta por la Av. Alcorta.

A diferencia del año anterior, esta fue una carrera estupenda. Generalmente cuando se corre una maratón se pierde la noción del lugar por el que se está corriendo. En mi caso no puedo percibir muchos detalles porque el nivel de concentación es muy alto, y la mente está 99% concentrada en el estado de la máquina... o sea, el cuerpo: alguna molestia, "puntada", calambre, etc. Es como si cada parte del cuerpo enviara en cada segundo un reporte al cerebro (que, de hecho, es así pero mucho mas rápido), y conscientemente estoy interpretando dichos reportes para ver como sigo. Eso implica que no se perciban los detalles que pasan alrededor. Ni la gente, ni los paisajes, construcciones, casas, etc.  Y después, cuando veo el recorrido digo... "de veras que yo pasé por ahí!!!".
En mi caso recuerdo el Obelisco, Casa Rosada, estadio de Boca y, por supuesto, Puerto Madero con el retorno por el borde del Rio.
Un recuerdo latente es el de un corredor que en la parte de atrás de su polera tenía la estampa "Maratón número 10". A esas alturas yo sólo iba en mi cuarta participación... aunque el destino diría que pasaría con creces ese número.

Carrera redonda, buen tiempo, mi amada familia en la meta... que más se puede pedir???  Tal vez un bife chorizo sea la respuesta... aunque no...  el Bife Chorizo está sobrevalorado. Demasiada grasa... demasiada sangre
No hay nada mejor que un lomo vetado.























No hay comentarios.:

Publicar un comentario