lunes, 23 de marzo de 2015

Maratón de Santiago - 5 de Abril 2009 - Primera Maratón

Fue por allá por Octubre de 2008, cuando terminé una de las innumerables corridas de 10K en las que había participado (creo que fue la "corrida por la vida", del 5 de octubre de aquel año), en la que me hice la pregunta, ¿Y porqué no ir por la Maratón?
A esas alturas ya acumulaba al menos media decena de "medias maratones", por lo que el salto a la distancia madre me hacía sentido.
Desde ese momento comencé a investigar las implicancias de correr una maratón, en cuanto a la preparación, alimentación, requisitos, etc. etc... y finalmente tomé la decisión: El 5 de abril del año siguiente sería mi debut como maratonista.
Lo siguiente fue elegir un plan adecuado de entrenamiento... y comenzó la preparación.
Al cabo de 22 semanas, con más de 1.400 Kms. recorridos en un poco más de 120 horas de entrenamiento, ya estaba listo para el mayor desafío que jamás pense que iba a ser capaz de enfrentar: Los 42 kilómetros y 195 metros que separan a cualquier corredor de la gloria, de lo que quedará escrito en su ADN, de lo que le cambiará la vida para siempre.

Y llegó el gran día, después de una noche de insomnio y unas tostadas con miel de desayuno, en el que a las 07:30 de la mañana comenzamos a correr rumbo a la gloria.
Debo decir que una de las cosas que reiteradamente leí durante la preparación fue que la planificación de la carrera era fundamental, por lo que había que definir a priori cuál el ritmo al que iba a correr. Pero, por sobre todas las cosas, había que evitar caer en la tentación (casi automática) de seguir el ritmo de la masa cuando dan la largada.
Y eso fue precisamente lo que hice. Planifiqué al detalle el ritmo de carrera y lo mantuve constante durante toda la prueba.
Había mucho miedo y nerviosismo. Es una carrera muy larga con un sinnúmero de cosas que pueden suceder, sobretodo el hecho de no saber cómo va a reaccionar el cuerpo con ese nivel de exigencia. Son tantas las variables, que es imposible planificar cada una de ellas y tener claro qué se va a hacer si aparecen.

Sin embargo mi carrera fue un éxito. No tuve absolutamente ningún poblema físico gracias al espectacular entrenamiento previo, y terminé la carrera de manera íntegra, aunque con la sensación de que pude haber apurado el ritmo en los últimos 5K y con ello podría haber hecho un tiempo algunos minutos más bajo. No obstante me llena de orgullo que, bajo la condición de novato en estas pruebas y como buen ingeniero, me mantuve fiel a la planificación establecida.

Sin duda mi mejor maratón.

Tiempo: 3 horas, 29 minutos, 27 segundos








No hay comentarios.:

Publicar un comentario